Patucos

Comprar patucos recién nacido

para comprar patucos de recién nacido nuestra sugerencia es que escojas una talla lo más cercana posible a la edad real del bebé, sin necesidad de comprarlo crecedero, ya que el punto es suficientemente elástico como para adaptarse a la forma de su pie, y si es muy grande se le ajustará menos y se le moverá.

Por esta razón, tenemos sólo dos medidas de patucos, la «xs» que abarca los primeros 6m , y la «s» que abarca los siguientes, pero dentro de este rango de tallas juega un papel importante la elasticidad del punto, por lo que es mejor comprar más cerca de la talla de ese momento, que para más adelante.

¿Por qué es necesario comprar patucos para los bebés?

Si nos preguntas por qué es necesario comprar patucos para los bebés, te diremos que no hay nada necesario respecto a esto, pero sí nos parece recomendable, puesto que los pies de los niños deben estar protegidos.

Muchas prendas de bebé tienen el pie incluido, como los peleles, polainas con pie o los pijamas.

Esto es cómodo a la hora de vestirlos, como en el caso de los pijamas, pues en caso de que se destapen no se enfrían; pero en el caso de las prendas de día, nosotros apostamos por el patuco combinado con pantalones de punto o ranitas, pues te da la opción de alargar un poco más la prenda conforme va creciendo y en el caso del pantalón con pie, cuando ya no da más de sí, esa prenda ya no vale.

Con los patucos por separado el problema desaparece y además puedes combinarlos con todas las prendas de su vestuario.

Beneficios de usar patucos en recién nacidos

Los beneficios de usar patucos en recién nacidos son fundamentalmente los siguientes:

Frente a unos zapatos convencionales, consideramos que un recién nacido está mucho más cómodo con un tejido adaptable a su forma del pie.

Frente a los calcetines nos parece que los patucos visten más que un calcetín y se ajustan mejor.

Los bebés llevan una prenda blandita, que les aporta calor y que no ofrece tanta resistencia como otro tipo de zapato cuando se les empieza a quedar pequeña.

Los mejores patucos para recién nacido

los mejores patucos para recién nacido son sin duda los que te ofrecemos en Chilicu; son de una calidad de lana muy gustosa y blandita, no pican, se pueden lavar a mano o en lavadora (siempre recomendamos no usar suavizante en general), y consideramos que los pies del bebé tienen que estar bien protegidos en todo momento.

Por supuesto que la alternativa a los patucos de recién nacido son unos calcetines, pero los patucos, al mismo tiempo que cumplen la función que tienen los calcetines de dar calor, simulan ser unos zapatos, lo que los convierte en un accesorio que completa muchos de los looks para tener a tu bebé bien vestido sin perder en comodidad.

Además de tener el calcetín incluido en el patuco, nuestros patucos tienen una cinta con botonadura que puedes regular en varias posiciones.

Patucos para recién nacido de punto

En Chilicu te ofrecemos patucos para recién nacido de punto, porque estamos especializados en las prendas de punto; por supuesto que hay alternativas como los patucos de algodón o de otros tejidos, pero nosotros somos defensores de esta calidad, ya que aporta calidez al bebé, puedes jugar con distintos grosores y colores y al ser un material que ofrece cierta elasticidad, les duran bastante tiempo sin que se les queden pequeños

Patucos para bebé de verano

Nuestros patucos para bebé de verano suelen ser el modelo comúnmente llamado merceditas, que son una opción más fresca y cuya cinta se anuda con un botón que se puede regular con distintas posiciones de ojal, precisamente porque no llevan calcetín y así evitamos que se les salgan.

El material que usamos en verano es algodón orgánico que se lava perfectamente en lavadora aunque recomendamos lavarlos a mano para que duren más, ya que es un producto muy pequeño y es susceptible de perderse en las inmensidades de la lavadora.

Patucos para bebé de invierno

Los patucos para bebé de invierno deben ser, a nuestro entender, de una lana suave y de grosor intermedio, que no pique por supuesto, y que abarquen tanto el pie como la pierna del bebé, así ahorramos tener que ponerles calcetines, y al llevar el pie con el calcetín incluido evitamos que se les caigan o que ellos mismo intenten quitárselos.