doudous y peluches

Comprar doudous infantiles

Los doudous infantiles son un accesorio relativamente reciente que, aunque antiguamente no existían como tal, muchos bebés tenían algún trozo de tela o resto de algún camisón de su madre del que no podían prescindir y ahora han venido para quedarse con el nombre de «Doudou».

Comprar doudous infantiles o regalarlos es algo muy habitual actualmente.

De hecho, comprar un doudou cuando tienes que hacer un regalo a algún bebé es una buenísima idea para no fallar, ya que no tienen talla, y aunque al bebé le hayan regalado algo parecido, nunca está de más disponer de varios, porque son muy prácticos.

 

¿Para qué sirve un doudou?

Un doudou es un accesorio que suele tener formato de trapito o peluche plano, normalmente con algo que les facilita el poder agarrarlo fácilmente, y sirve para calmar y apaciguar al bebé en esos momentos críticos en los que están cansados, nerviosos, o asustados por un cambio en sus costumbres habituales, como puede ser un viaje, o tener que dormirse en una cuna que no es la suya.

Este accesorio aparentemente tan simple, pero tan útil al mismo tiempo, consigue que el bebé se tranquilice, al sentir que toca su doudou y el tacto de algo familiar hace que le aporte seguridad y calma.

Recomendamos, además, que el doudou lo haya tenido la madre previamente, de manera que su olor queda impregnado en él, lo que ayuda a que se sienta acompañado a través de la memoria olfativa.

 

Beneficios del doudou en bebés

Entre los beneficios que aporta un doudou al bebé destaca el de darle seguridad, la sensación de poder tocar algo conocido, por lo que es muy práctico cuando van a estar en un entorno nuevo para ellos, a la hora de querer dormirse les relaja tener cerca su olor característico, observar sus colores y texturas, y tocar su tejido suave.

Al contrario que los clásicos peluches, además son accesorios muy prácticos por su pequeño tamaño, fáciles de llevar a cualquier sitio.

 

¿Cuándo utilizar un doudou?

El doudou es un accesorio imprescindible a tener en cuenta cuando preparemos la canastilla del bebé.

Cuando utilizar un doudou no es algo que esté establecido, pero por lo general este accesorio suele acompañar a un bebé desde que nace hasta los seis años aproximadamente; sin embargo, hay muchos niños que los siguen manteniendo como recuerdo de sus primeros años de vida y los acompañará a lo largo de su infancia decorando su habitación o simplemente como un recuerdo más.

 

Los mejores doudous para bebés

La palabra doudou proviene del francés “doux”, que significa suave, dulce, tierno.

Estos accesorios también llamados mantas de apego o dormilones, deben su nombre al material con que están fabricados, generalmente con tejido suave, como el tejido de peluche o polar, y algún tejido que tenga textura, de manera que conforme se van haciendo mayores, pueden entretenerse tocando las distintas texturas de su doudou, al tiempo que los acompaña y tranquiliza.

Nuestros doudous tienen forma cuadrada de un tejido doble, de peluche muy suave por un lado, y muselina de algodón orgánico por el otro, con unas orejitas planas en el centro para que el bebé pueda cogerlo fácilmente y se entretenga tocando las diferentes texturas de las orejas o, en su caso, observando los estampados que tienen algunos de nuestros modelos.

 

Cómo elegir el mejor doudou infantil

Los mejores doudous son aquéllos que no tienen un tamaño excesivo, ya que deben ser fáciles de asir para los bebés, y a ser posible ocupar poco, por si tenemos que meterlos en alguna maleta.

No será un problema que tengas dos o más doudous porque así los podrás lavar sin que el bebé lo note.

Nos parece importante que sean prácticos para poder meter en cualquier bolso, o dejarlos en el carrito, y que sean de un tejido fácil de lavar en lavadora.