Gorros y capotas

Comprar gorros bebé

Probablemente lo primero que hagamos al enterarnos de que vamos a tener un bebé cerca, es comprarle o regalarle un accesorio.

Como parte de los preparativos para la llegada de un bebé, está la organización de la consabida canastilla, que debemos llevar al hospital, o cuyos complementos nos pueden servir de alternativa para llevar al bebé cuando vamos a conocerlo.

Comprar gorros de bebé es una buena opción a la hora de regalar, ya que es un complemento que sabemos que tarde o temprano utilizarán, y es por eso que son apuesta segura. Además, como ocurre con otros accesorios como los baberos, nunca está de más tener alguno de repuesto.

Por qué deben usar gorrito los bebés

Muchas veces nos preguntáis por qué deben usar gorritos los bebés y la razón es la siguiente: la cabeza debe estar protegida porque muchos de los resfriados aparecen por los oídos, y este tipo de afección es bastante incómoda de tratar en niños tan pequeños, por lo que es mejor evitarlo con un gorro o capota, que además los mantiene calentitos y protegidos.

Sin embargo, debido a lo complicado que es a veces ponerles gorros o prendas parecidas, puedes solucionarlo con alguna prenda que tenga la capucha incluida, y así se puede hacer más llevadera.

Sin dejar de lado la pragmática, las capotas o gorritos son un accesorio muy recurrente a la hora de regalar, que completa muchos de los looks infantiles y hace que los niños vayan abrigados a la par que bien arreglados.

Hasta cuándo tienen que usar gorro los bebés

Hasta cuándo tienen que usar gorro los bebés no es algo matemático, en épocas de frío la cabeza es mejor que vaya cubierta, por lo que es aconsejable que vayan siempre con gorro o similar cuando salgan al exterior.

Sin embargo, hay niños que toleran peor llevar este tipo de accesorios, por lo que a veces es mejor optar por prendas con capucha antes que por gorros o capotas si esto va a causar un problema diario.

Los mejores gorros para recién nacidos

Los mejores gorros para recién nacidos son aquellos que tienen un grosor intermedio, que no les aprieten pero les abriguen, y a ser posible que sean de calidades hipoalergénicas, como los tejidos orgánicos o las lanas de mezclas naturales.

Respecto a la forma, esto varía en función del estilo de vestir, ya que las capotas suelen ser patrones más clásicos y por el contrario los gorritos se ven en looks más modernos y más comunmente utilizados en niños que en niñas.

También es aconsejable que lleven algún tipo de sujeción, como cintas a los lados para que no se les salgan, y a medida que se hagan mayores no les sea tan fácil quitársela o que se caigan.

Como alternativa a los gorros de punto de lana, también disponemos de gorritos con orejeras en paño de lana y viscosa, que son muy suaves y prácticos porque son reversibles.

Tipos de gorros para bebés

Los tipos de gorros para bebés de que disponemos son capotas cuyos tamaños abarcas todas las etapas del bebé, y tenemos también gorritos estilo peruano, nuestros reversibles de lana y viscosa, y por último nuestros más vendidos gorros con cuello incluído, que hacen doble función de cuello y gorrito: muy prácticos porque están protegidos en cuello y cabeza en todo momento, y muy estilosos cuando el gorrito descansa sobre la nuca del niño a modo de capucha.

Gorros para bebé recién nacido de invierno

Los gorros para bebé recién nacido de invierno más usados en general suelen ser las capotas de punto, que las tenemos en dos tallas que abarcan desde recién nacido hasta los dos años aproximadamente.

Para aquellos a los que nos les gusta el modelo capota porque les parece más de niña o más clasico, tenemos la talla más pequeña de gorritos reversibles lana viscosa, o los gorritos con orejeras de lana que también son muy demandados.

Gorros para recién nacido de verano

Los gorros para recién nacido de verano más usados suelen ser las capotas de punto de algodón o de tejidos como los naturales, muselinas o gasa de algodón orgánico.

Sobre todo, cuando son recién nacidos, hay que intentar que estén resguardados del sol directo, y al estar la mayor parte del tiempo tumbados, los gorritos con ala o visera suelen ser más demandados para niños que ya están sentados.